Nueva entrada

LA LACTANCIA MATERNA (II).

Hola a todos!!

Cómo está yendo la semana?

Hoy quiero continuar con el tema de la lactancia.  En el anterior post os hablaba de los problemas que puedan surgir en  las primeras horas o días. Hoy os comentaré las que os pueden ir surgiendo en meses posteriores, cuándo crees que ya lo tienes todo controlado, haciendo que a veces, quieras  abandonar.

Las crisis o brotes de crecimiento:

Sobre ellas me detendré poco, ya que hay mucha información. Nos cuentan las de los primeros días, la de las 2 ó 3 semanas, las de los 3 meses, la de los 6, la de los 8  ó 9. Pero en mi opinión  y por mi experiencia, deciros  que al final se convierte en una crisis continua, porque cuando terminas una, empiezas con otra,  por lo tanto es una etapa bastante caótica.

No esperéis tener una lactancia uniforme, con patrones establecidos, porque puede ser  que unas veces aguante entre toma y toma 3 horas, o tan solo 1. Yo no estoy muy de acuerdo en cómo se han establecido estas crisis, tan pautadas y estructuradas, porque puede ser que no coincidan en meses , y porque no nos dicen  cuánto dura cada una de ellas, ya que en mi opinión, se solapan una con otra.

Quizás, la lactancia es sí, es una crisis continua en constante cambio coincidente con los del bebé.

Acumulación leche

Cuando crees que todo va más o menos bien, que el bebé ya controla el agarre y vuestras posturas son cada vez más perfectas, de repente te puede salir en el pecho unos bultos dolorosos.  Son acumulación de leche, que debes hacer desaparecer lo más rápido posible, porque si no, puede terminar en mastitis.

El origen de ellos puede ser:

  • Mal agarre del bebé  o mala postura en un momento dado, aun creyendo que estaba controlado. Una mala postura al dormir también puede ser la causa.
  • Prendas de ropa demasiado ajustadas
  • Reducir la frecuencia entre toma y toma o no vaciar completamente los pechos. 
  • La presión del dedo de la madre en el pecho. Es mejor no apretar la mama mientras el bebé está lactando.

 

Mi gran descubrimiento fueron las camisetas de h&m,  tienen el mismo sistema que los sujetadores pero más prácticas ya que evitas tener que ponerte otra capa más. No aprietan nada y  tienen un refuerzo en la zona del pecho.

       MAMA 2 tops de lactancia - Blanco/Azul oscuro - MUJER | H&M ES 4

Y a pesar de toda la información que recibimos sobre esto, nos pueden salir  igual porque al final no podemos controlar todo.  Es algo muy común y lo mejor es no agobiarse,  pero tampoco hay que  infravalorarlos ya que pueden derivar en mastitis como he dicho antes. Pare eliminarlos debemos masajear el pecho como nos enseñaron en el hospital , a base de movimientos circulares y aplicar calor en la zona.

Estas bolsitas de frío/calor son muy cómodas! Se calientan en el microondas, pero antes de usarlas, leed las instrucciones.

big_0cd8f5b0e567421dafc8af46e61d6c88

Exceso de leche:

Cuando se tiene un exceso de leche, puede ocurrir que en mitad de la toma salga a chorritos y que el bebé se aparte no queriendo mamar.

No pasa nada, tampoco sois las únicas a las que os pasa. Lo mejor, es que en ese momento, cuando el bebé se ha soltado, os apretéis y dejéis que salga en una gasa o toallita, y cuando deje de salir  así,  acerquéis de nuevo al bebé. Claro, todo esto mientras vuestro nene llora desconsoladamente ya que quiere leche y no sabe porqué se la han quitado.

Estas gasas o toallas las podéis encontrar en Zara Home y son súper útiles también para los primeros meses del bebé.

0998002811_1_1_3

El problema puede durar bastante tiempo, y el único inconveniente es cuando estás fuera de casa ya que es más incómodo, así que es totalmente comprensible si en esta etapa no os apetece salir tanto. No pasa nada, ya tendremos todo el tiempo del mundo para hacer cosas. Solo es una etapa transitoria.

Introducción de los alimentos a partir del 6º mes:

Aquí el problema puede ser que el bebé baje de peso, ya que todavía come pocos sólidos, pero también se reduce el número de tomas porque queremos que coman.

Es un círculo vicioso puesto que si se le da el pecho antes de los alimentos, como se recomienda, se le quita el hambre y no probará lo sólido, y si se le da después, a lo mejor no quiere el pecho porque está lleno.

Mi consejo es  que cada uno pruebe lo que le va mejor a su bebé. Yo al final opté por ofrecerle el pecho antes y después de las comidas, porque además mi nena empezó a ir justa de peso a raíz de esto.

Pero sobre la introducción de los alimentos ya os hablaré en el siguiente post.

Y vosotras, ¿habéis pasado por alguna de estas etapas? ¿Cómo fue vuestra lactancia?

Besines!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s